Sin categor├şa

LISBOA ­čçÁ­čç╣ Entre la decadencia y la modernidad.


Lisboa, era una ciudad, que no entraba en mis planes, ni en mis destinos más inmediatos, pero a veces la vida te da sorpresas inesperadas.


Cerca de cumplir mi medio siglo de vida y despu├ęs de pasar el peor a├▒o de mi vida con diferencia. Quer├şa darme un homenaje vital, un auto-regalo por mi cumplea├▒os.


Pens├ę en viajar para desconectar y desentoxicarme de toda la mala experiencia que estaba viviendo en la actualidad. Al principio pensaba viajar sola, pero en ├║ltima instancia se a├▒adieron un par de amigas.


La intenci├│n no era viajar lejos pero tampoco cerca, me apetec├şa descubrir una nueva ciudad, que tuvieses un halo melanc├│lico pero que al mismo tiempo me aportara serenidad, fragilidad, cultura, creatividad y sobre todo calidez.


Mirador de Santa Luc├şa

Pens├ę en ella, en Lisboa y no me defraudo, al contrario me inspiro y me dejo con el coraz├│n encogido de amor.


Viaj├ę, al final con el coraz├│n contra├şdo de pena y con el alma llena de lagrimas, todo hab├şa pasado, pero tenia que viajar. Para no pensar demasiado en ello y poder sobrellevar su perdida.


Lisboa, me ayudo a seguir viviendo, a pensar que la vida es un regalo los d├şas all├ş, fueron intensos pero tranquilos, su amor hacia los visitantes, su acogida y su simbiosis con el pasado m├ís cercano me resulto muy familiar y acogedor.


Vistas de Lisboa desde El Elevador de Santa Justa

Vistas de Lisboa desde El Elevador de Santa Justa

Ubicadas en el barrio m├ís bohemio y singular de Lisboa (Chiado) en el hotel Borges Chiado muy c├ęntrico todo estaba a diez minutos andando, callejear y callejear, entrar sin prisas en sus librer├şas centenarias, contemplar sus iglesias y bas├şlicas tan cristianas, hasta pudimos presenciar un concierto de navidad despu├ęs de la media noche del ├║ltimo d├şa del a├▒o emocionante y conmovedor.


Sus tiendas tan chic, sus pasteler├şas tan lisboetas con ese aire tan rom├íntico y encantador, sus calles siempre empedradas y empinadas viendo pasar a los tranv├şas sin tregua de arriba a abajo y de abajo arriba.


Vistas del tranvia a su paso por las calles de Lisboa

Vistas del tranvia a su paso por las calles de Lisboa

Nosotras estuvimos casi cinco dias; contratamos dos tours para poder familiarizarse con más intensidad con esta ciudad.


Nosotras en El Mirador de Santa Lucia

Mirador de Santa Lucia en el Barrio de Alfama

1┬¬ – Tour Lisboa Monumental

Una ma├▒ana llena de historia y cultura donde hicimos un recorrido por los lugares y los barrios m├ís emblem├íticos de la ciudad, acompa├▒ados de una gu├şa que nos iba explicando con detalle cada lugar donde nos encontr├íbamos fueron m├ís de seis horas de recorrido con bus y andando.


*Torre de Bel├ęm *Monasterio de los Jer├│nimos de Bel├ęm *Monumento a Enrique (El navegador) *Barrio de Alfama *Palacio de Ajuda


Torre de Bel├ęm

Monumento a Enrique (El Navegador)

Barrio de Alfama

Monasterio de los Jer├│nimos de Bel├ęm

P├│rtico del Monasterio de los Jer├│nimos de Bel├ęm

Lisboa; Es una ciudad amable, econ├│mica, acogedora, llena de vivencias del pasado en ella se respira historia te sientes ┬źcomo en casa┬╗ muy r├ípidamente. Te devuelve por momentos a tu m├ís tierna infancia por su manera de reciclar y darle una segunda vida, a los objetos, a las construcciones, a los muebles, mezcla con much├şsima elegancia y estilo diferentes ├ępocas que te quedas absolutamente asombrado por su imaginaci├│n.


Detalle de la Tipica Cerámica de Lisboa en sus fachadas

Es una ciudad especial, que volver├şas una y otra vez y siempre encontrar├şas algo que hacer, algo que ver, repetir├şas y no te cansar├şas de subir al tranv├şa de contemplar las vistas y sus atardeceres desde sus decenas de miradores, cual de todos m├ís maravilloso, sus monumentos y su r├şo tajo y sobre todo su gastronom├şa tan deliciosa.


Catedral de Lisboa

Interior de la Catedral de Lisboa

2ª Tour Palacio Nacional Do Pena, Sintra y Cascais

Nuestro segundo Tour fue al Palacio Nacional Do pena, Sintra y Cascais.

En el palacio pasamos pr├ícticamente toda la ma├▒ana hab├şa much├şsima gente y eso hizo que nos retrasara las visitas de Sintra y Cascais.

El Palacio Nacional Do Pena es asombrosamente exótico, por sus mezclas, por sus jardines japoneses y por su mentalidad romántica del siglo XIX, mezcla tantos estilos arquitectónicos diversos que es fascinante en su contenido y en su envoltorio.


Algunos detalles de el Palacio Do Pena

Detalle de la puerta principal del Palacio Do Pena

Despues de visitar el Palacio Nacional Da Pena hicimos una peque├▒a parada en Sintra. Estuvimos solo una hora, la visita del Palacio se retraso y no pudimos disfrutar de m├ís tiempo de esta villa portuguesa patrimonio de la humanidad que necesita por lo menos un d├şa para poder verla con atenci├│n.


Sintra es una población encantadora llena de pequeños palacios y villas de color pastel, con un aire novelesco romántico y muy chic.


Cascais, fue nuestra siguente y ├║ltima parada antes de volver a Lisboa tambi├ęn tuvimos que verla con prisas, pero se apreciaba un lugar tranquilo, con calma y mucha belleza a orillas del Atl├íntico.


Puerto deportivo de Cascais

Cascais y sus playas doradas

tomando fotos al puerto deportivo de Cascais

En Cascais se sent├şa como un lugar vacacional, donde antiguamente fue una aldea de pescadores y en la actualidad es un sitio delicioso para poder pasar unas vacaciones muy cerca de lisboa con unas playas de arenas doradas, un puerto deportivo muy bonito y un casco c├ęntrico muy interesante, es unas de las zonas m├ís cool de todo el pais.


Ya el ├║ltimo dia, apuramos para hacer unas ├║ltimas compras, terminar de saciarnos de los deliciosos pasteles de bel├ęm y aprovechar para hacer el ├║ltimo recorrido por sus calles del barrio chiado, barrio alto y barrio bajo. Los barrios m├ís caracter├şsticos, c├ęntricos, culturales, bohemios y pintorescos de Lisboa.


Volvere, sin dudarlo, creo que nunca, me cansar├şa de esta ciudad, tan agradable, de comer pastelitos de Bel├ęm, de degustar su bacalao cocinado de mil maneras y todas riqu├şsimas, sus sardinas a la plancha, tambi├ęn buen├şsimas y su hospitalidad y su gran historia, de conquistados conquistadores, navegantes, reyes y burgueses.


Esta peque├▒a escapada a Lisboa, me calmo el alma, estuve muy entretenida, y eso hizo que pasara los ├║ltimos d├şas de este fat├şdico 2019 y esperanzador 2020 m├ís agradablemente, la ciudad me hizo sentir querida y mi coraz├│n paro de llorar en pleno duelo.


4 comentarios en “LISBOA ­čçÁ­čç╣ Entre la decadencia y la modernidad.”

  1. Encanto para escribir no te falta Au.
    Despu├ęs de leer t├║ escrito, sin duda,me dan ganas de conocer Portugal. Espero hacerlo pronto y seguir tus pasos. S├ę que has pasado malos momentos y deseo de coraz├│n que la vida te siga dando buenos ratos como ├ęstos viajes que te llenan tanto. Abrazos compi.

    Me gusta

    1. Muchas Gracias ­čÖĆ­čĆ╗ Compa┼äera! Portugal ­čçÁ­čç╣ es un pa├şs maravilloso y lo tenemos al lado, para volver. Si! No fuese por estas escapadas, la vida ser├şa para m├ş terriblemente gris, me dan un chute de energ├şa muy positivo! ÔŁĄ´ŞĆ­čśśÔŁĄ´ŞĆ

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi├│n:

Logo de WordPress.com

Est├ís comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est├ís comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est├ís comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s