Sin categoría

VIAJAR! es : mi mejor medicina para curar el alma. Volver al paraíso balear.

Azotea Iglesia Santa Eulalia

La mejor cura para el alma es VIAJAR! es mi mejor medicina, es mi mejor anti-depresivo, es una situación que me deja totalmente desconectada de mis rutinas, me olvida sistemáticamente de todo lo que me hace sufrir.


Volver al paraíso balear durante cinco fantásticos días este verano fue todo un acierto, para calmar mi ansiedad emocional que a veces me abrumaba por tanto estrés.

Aunque puedo dominar en ocasiones ese estado emocional, no es fácil!.

Necesitas, una vía de escape, el deporte me ayuda mucho a mantener mis emociones en calma, pero no me resulta suficiente para llegar a ese extremo de desconexión que tanto a veces necesito.

Después de seis veranos yendo a Mallorca, para trabajar en SuperYacthCUP (Un evento de yates) durante unos días, excusa perfecta para quedarme, unos días de vacaciones en la isla, decidí volver pero de vacaciones, sin trabajar, GRACIAS! a la generosidad de mi amiga Ana!

Un año muy duro para las dos, por diferentes motivos pero con muchas similitudes, algo tenia muy claro esta vez.

Volver a las baleares, iba a ser DIFERENTE!, quería tomar conciencia plena de cada minuto que iba a disfrutar en la isla, necesitaba vivir con dosis de adrenalina, estar en sitios que no había estado nunca de la isla.

Subirme a azoteas de iglesias y contemplar el centro histórico de Palma desde lo más alto, practicar deportes acuáticos como el Surf, pasear por las callejuelas y callecitas pintorescas de una palma desconocida para mi, nadar entre piscinas naturales escondidas en calas paradisicas, en definitiva ser consciente de cada segundo que estas viviendo sin parpadear.


1º – Perderme por las calles más genuinas….

Empeze esta escapada aterrizando en el corazón del centro histórico de Palma, había estado, pero no lo había pisado con tanta conciencia, estuve más de cuatro días viviendo al lado de la plaza mayor, en un piso antiguo precioso.

Mi amiga Ana, compartía piso, con su propietaria, Marina, una chica generosa y libre que muy pronto hicimos buenas migas, he hicimos un buen equipo las tres.


Calle del centro histórico de palma

Tienda muy auténtica del centro de palma

Placita muy cuqui del centro de Palma

La Palma del casco histórico es única, auténtica, mediterránea y viva. Su arquitectura tan genuina mallorquina, con sus persianas verdes ó azules conectan con las cortinas blancas que dejan fluir fuera de sus balcones. Una gozada para la vista apreciar la uniformidad que respetan sus vecinos para que todo sea tan pintoresco.


Detalle de un rincón del centro

Placita del Casco Antiguo de Palma

Vamos!! a cazar fotos. Así lo llamábamos cada vez que salíamos a la calle en busca de rincones cuquis, tardeos para tomarnos un vino y hablar sobre nosotras y la vida.

El centro de Palma esta lleno de bares alternativos, sitios para tomarte un aperitivo, heladerías centenarias, terrazas al aire libre con música en directo, conciertos de Ska en sotanos y mucha vida en la calle, te emborrachas de vida, a cada paso que das y entre todo esta locura lúdica.


Aparece su arquitectura religiosa, el centro de palma, esta repleto de Iglesias, conventos, basílicas y baños árabes. Nosotras visitamos la Iglesia de Santa Eulàlia uno de los templos más característicos junto a la catedral de Mallorca.


Detalle de la Iglesia de Santa Eulália

La iglesia de Santa Eulàlia esta situada en el corazón de la antigua Madina Mayurga, la ciudad islámica anterior a la conquista del 1229.

Se trata de una arquitectura gótica en su claustro, y una fachada barroca junto con el sepulcro del beato Ramón Lluch.


Iglesia Santa Eulàlia por dentro

Una vez dentro de la iglesia pensamos subir a su azotea, para tomar unas fotos desde arriba, y ver las vistas espectaculares de su centro más histórico.


Vistas desde arriba de la Iglesia Santa Eulàlia

Parte de los pórticos en la terraza de la Iglesia Santa Eulàlia

Algo que también me llamo mucho la atención en las calles de esta genuina Mallorca, fuerón los patios de las enormes casas señoriales, son una verdadera seña de identidad, de la ciudad que están escondidos entre las calles, algunos de ellos se pueden ver pero no se pueden visitar. Son lugares que se mezclan entre lo público y lo privado.


Patio Mallorquin de una casa señorial

Detalle de un patio Mallorquín

La Palma del casco antiguo es muy cercana y local, una de las cosas que más me gustarón es que apenas hay turistas, pero es alegre y abierta a sus visitantes.


Me sentí como en casa.


Detalle de una calle del casco histórico de Palma

Para terminar este recorrido por el casco antiguo, cerca de casa me llamo la atención una horchateria muy muy auténtica, donde probé el helado de almendra, también hacen horchata de almendra muy típica aquí y buenísima!. Por supuesto repostería mallorquina de 10.

La horchateria es Ca’n Joan de S’Aigo abrió sus puertas en 1700 y es muy conocida por los mallorquines.


En la puerta de Ca’n Joan de S’aigo

Detalle de la entrada de la horchateria

Detalle de la horchateria por dentro

Detalle de la horchateria por dentro

2º – Pasar el dia en Portocolom….

Portocolom

El último dia que estuve em Mallorca, me recomendarón visitar Portocolom. Un pequeño puerto de pescadores tradicional con mucho encanto.

En esta ocasión me desplace sola, cogí el autobús de la linea 491 exprés también se puede coger el 490 pero tarda casi una hora más, en la estación intermodal (Plaza España) aunque una cuando esta de vacaciones, no tiene tanta prisa por llegar a los sitios.

Y me puse rumbo a este pequeño y pintoresco puerto, al llegar me pareció muy pequeño, hacia un calor tremendo y estaba medio desierto para ser mediados de julio.


Portocolom

Pase el día andando con mi cámara fotográfica, disfrutando de un día de verano perfecto, necesitaba un poco de relax, después de los días tan movidos que había tenido.


Puerto de Portocolom

Puertas en Portocolom

Casas y puertas en Portocolom

Una Calle en Portocolom

Iglesia de Portocolom

Después de una jornada relajada, quise volver pronto a la ciudad, ya que el horario de los autobuses no es muy amplio y prácticamente ya lo había visto todo.


Me quiero despedir de este Post, agradecida por las amigas/os, que me encuentro por el camino, lejos de casa y tan cerca del corazón.


El universo ó sencillamente la vida, me brinda personas tan especiales que me hacen sentirme tan bien a cambio de nada, la buena onda, una energía positiva y empatica hacen que estos viajes sean realmente inolvidables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s